Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Frenos y mandos de bicicleta

Frenos y mandos de bicicleta

Los frenos de la bicicleta son uno de los componentes más importantes para la seguridad del ciclista, ya que si se usan unos frenos en mal estado se pueden sufrir graves accidentes. Mantener los frenos en buen estado es relativamente sencillo y en muchas ocasiones solo es necesario cambiar las pastillas de freno o ajustar la tensión de los cables.

Existen muchos sistemas distintos para frenar la bicicleta, pero aquí vamos a explicar los dos principales:

  • Los frenos de llanta son los más conocidos y extendidos, por su efectividad y coste inferior. Consisten en unas pastillas accionadas por unas manivelas que se aprietan con los dedos, hacen rozamiento con la llanta de las ruedas y este fregamiento consigue que la bicicleta se frene. Para mantener los frenos de llanta en buen estado solo hay que cambiar la pastilla de freno (si es que esta gastada o en mal estado) o simplemente tensar los cables de freno que van de la manivela del manillar hasta las zapatas de metal que sostienen las pastillas con las herramientas.
  • Los frenos de disco son mucho más efectivos que los frenos de llanta, pero tienen un coste más elevado. Estos frenos son mecánicos o hidráulicos y cada vez son más utilizados sobre todo en el ciclismo de montaña. Cambiar las pastillas de estos frenos es relativamente sencillo y cualquiera lo puede hacer en su casa. Los frenos de disco son muy potentes y con solo accionar un poco la manivela del freno, se nota una frenada fuerte y segura. Cuando se engrase la cadena de la bicicleta, se tiene que rociar el lubricante sobre los platos para que el líquido no estropee los frenos del disco.
No se han encontrado productos

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.