Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Potencias bicicleta

La potencia de la bicicleta, también conocida como tija del manillar o tija del manubrio, es la pieza que une el manillar con el cuadro de la bicicleta a través del tubo de dirección de la horquilla. La potencia permite controlar la altura del manubrio o manillar, de forma que una variación de la potencia repercutirá en la postura del cuerpo. En general, las potencias suelen estar fabricadas en carbono o aleaciones de aluminio.

Existen dos tipos de potencias según la unión con el cuadro: las potencias roscadas y las potencias sin rosca (o sistema ahead). Las potencias roscadas se encuentran en los modelos de bicicleta más antiguos. Este tipo de potencias se introducen dentro del tubo de dirección de la tijera. Se conocen como potencias de rosca o roscadas porque en la parte superior tienen un tornillo que, al ser apretado, jala una cuña o un expansor para presionar la pared interna del tubo de dirección.

Las potencias sin rosca, por otra parte, se encuentran en las bicicletas más nuevas. Se trata de una pieza cilíndrica de unos 10 cm que une el manillar con la horquilla y que puede desplazarse sobre el eje vertical de la horquilla para la colocación a la medida del ciclista. Al apretar los tornillos de la potencia, ésta abraza el tubo de la horquilla y la dirección queda ajustada en el medio y bien sujeta.

Inclinación y longitud de la potencia

Al comprar una potencia, se deben tener en cuenta dos parámetros esenciales: la inclinación y la longitud. En el caso de las bicicletas de montaña, las medidas estándar están entre los 0º y los 5º de inclinación y los 120-130 mm de longitud. Las potencias específicas para bicicletas de carretera suelen ser más largas y finas, con longitudes que van de los 70 mm a los 130 mm.

Al momento de determinar la longitud de la potencia se debe tener en cuenta la flexibilidad del ciclista. Las personas más flexibles deben optar por potencias más largas, sobretodo en el caso de las bicicletas MTB. La inclinación o ángulo, por otra parte, tiene influencia en el control de la bicicleta. A mayor ángulo, la postura será más erguida y podrás realizar bajadas más seguras y controladas. Cuando el ángulo de colocación es más reducido, la postura queda más reclinada sobre la bici, aspecto favorable para el ascenso de las subidas más inclinadas.

No se han encontrado productos

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.